top

Maverick.com.mx

La importancia del diseño reflexivo

¿Qué transmites a través del diseño?

Desde muy pequeña me gustaba ver cómo, a través de la ilustración, cobraban vida un sinfín de mundos y personajes, se contaban historias y esto me inspiraba. El uso de colores, figuras y composiciones visuales me hacían imaginar que el diseño se vale de otro lenguaje: uno conformado por lo visual, por lo que se dice y lo que se interpreta.

Al crecer, decidí estudiar diseño gráfico y una de las cosas que me hizo ruido durante la carrera es que, si bien todos podemos tener una noción de la utilidad del diseño gráfico, a veces no nos detenemos a pensar de qué forma nos puede ayudar a cambiar de perspectiva.

El diseño gráfico nos sirve para comunicar una idea a través de una composición visual, de textos e imágenes, y a mí parecer puede tener dos grandes vertientes: aquel diseño que sirve para hacer propaganda y aquel que invita a una reflexión.

El primero es el que sirve como una herramienta para difundir o reforzar un discurso que ya existe, mientras que el otro hace uso de la creatividad que se ve reflejada en la riqueza visual de las piezas generadas. Es válida la pregunta que, yo creo, todos los diseñadores nos hacemos. “¿Estaré usando mi talento para mejorar la vida de las personas, para informar, ayudar o apoyar a alguna problemática social?”.

Porque al final, creo que existe la percepción de que la publicidad es maligna y nos engaña, que busca solo la venta sin ofrecer algo de verdadero valor a cambio. La labor de un diseñador es ayudar a transmitir un mensaje de la forma más clara posible, para que el consumidor tome una decisión acertada que vaya de la mano con el estilo de vida que busca, con el servicio que quiere contratar o para informarse de alguna situación.

Como diseñadora creo que es vital encontrar un equilibrio entre lo que se quiere comunicar y el uso de tendencias visuales estéticas, sin perder de vista que lo que se busca es transmitir una idea. Si logramos comunicarla claramente, el diseño funciona. Aquí yace el reto de todo diseñador: cómo plasmar una idea de forma clara y mejorar, de una u otra forma, la vida de las personas. Y digo “mejorar” al hacer más sencilla la elección de uno u otro servicio, de un producto o inspirar a las personas a llegar a un estilo de vida diferente.


Claudia Vázquez

Diseñadora Gráfica soñadora, creativa e innovadora, amante de la ilustración y el diseño de interiores, defensora de la igualdad de géneros y la justicia