top

Maverick.com.mx

Del entorno a la creatividad

O cómo influye el espacio en el proceso creativo

La palabra “entorno” puede resultar un tanto confusa ya que abarca muchos conceptos diferentes. Se define como: “el conjunto de circunstancias o factores sociales, culturales, morales, económicos, profesionales, etc., que rodean una cosa o a una persona, colectividad o época e influyen en su estado o desarrollo”.

Esto quiere decir que el entorno se compone de muchos factores diferentes. Entonces, cuando se trata de llevar a cabo acciones concretas, ¿por dónde empezamos?, ¿cuáles son los principales componentes que facilitan la creatividad?

La creatividad se define como la capacidad de generar nuevas ideas o conceptos, de nuevas asociaciones entre ideas conocidas, que habitualmente producen soluciones originales. La creatividad es sinónimo del «pensamiento original», la «imaginación constructiva», el «pensamiento divergente» o el «pensamiento creativo».

La creatividad no es alguna cualidad innata que se tiene o no se tiene, sino que se puede desarrollar. Ser creativo es, hoy en día, algo muy deseable para poder crear algo distinto y diferenciarse, en un mundo en el que hay pocas cosas realmente originales.

La creatividad puede ser interrumpida por distracciones o por situaciones que inspiran el pensamiento creativo, dando así lugar al proceso de ir interconectando ideas y elementos hasta conseguir una gran variedad de propuestas.Es importante poder encontrar o tener un lugar donde podamos exponenciar nuestra creatividad para desarrollar y explotar todo nuestro potencial.

La importancia del entorno relacionado a la creatividad es algo a lo que se le debe de dar un poco más de importancia de la que creemos, ya que de esta manera podemos llegar a detectar diferentes factores que pueden afectarla;  para controlarlos y canalizarlos para obtener un mejor resultado.

¿Te ha pasado que al estar pensando en algo y al moverte de lugar, se te olvida lo que estabas pensando o en lo que estabas metido? Esto es porque nuestro cerebro tiende a pensar de una forma un tanto mecánica y es propenso a olvidarse de lo que estamos pensado por el simple hecho de cambiar de lugar. Como consecuencia se puede deducir que una persona que se encuentre en un lugar determinado le pueden surgir ideas o pensamientos distintos a los que podría generar estando en otro lugar. Un entorno con desorden no es un entorno menos creativo que uno ordenado, sino que nos evocará distintos pensamientos dando lugar a distintos resultados.

Los entornos creativos son lugares que nos deben aportar un estado mental conveniente para empezar a producir ideas creativas, por ejemplo: uno de mis lugares con mayor estado de creatividad es la regadera, ya que es en ese momento cuando me surgen ideas o posibles soluciones a ciertas problemáticas generadas en el día a día, tanto en el ambiente laboral como personal. Un buen lugar dará más libertad a tu mente para encontrar buenas ideas.

No debemos olvidar que si queremos sacar algo más de nosotros y de nuestra creatividad, debemos movernos como si fuéramos “exploradores”. Si no hay “inspiración” en un lugar, tendremos que ir a buscarla en otro sitio más propicio.


Salvador García

Diseñador industrial entusiasta de la estética y funcionalidad de las cosas, siempre tratando de encontrar soluciones prácticas y simples bajo el concepto «menos es más». Fanático del deporte automotor así como del diseño automotriz, de mobiliario y de producto.