agosto 24, 2021 Kil Vignettes

A un año y medio de la pandemia, el trabajo remoto parece haber llegado para quedarse. Si tu empresa pertenece al grupo de industrias que se pudieron adaptar a la flexibilidad del home office, seguramente ya experimentaste algunas de las situaciones que describimos más adelante. Así que hemos trabajado una guía con claves para llevar una gestión de tus equipos remotos y fortalecer los lazos con tus colaboradores aún desde casa.

¿Cuáles son las ventajas del trabajo remoto?
● Ahorro de tiempo y recursos (costos); tanto para ti como para tus colaboradores.

● Deslocalización; gracias al trabajo remoto, la distancia ya no es un obstáculo, ahora puedes tener al mejor talento sin importar el lugar en donde resida.

● Autonomía en cada colaborador. La distancia entre los miembros de un equipo impulsa a la toma de decisiones y soluciones de problemas.

La lista de los beneficios podría ser extensa, pero esta modalidad también llega con retos y dificultades a superar.

¿Cuáles son las dificultades del trabajo remoto?
● Mala organización. Es normal que no tengamos todo controlado, (más siendo nuestra primera pandemia), pero si no se trabaja en un proceso y coordinación con todo el equipo, las cosas saldrán mal eventualmente.

● Falta de comunicación. Si no existe dicho proceso, es probable que la comunicación con el equipo sea deficiente y se pueden generar problemas hasta con tus clientes si algo falla internamente.

● Barreras de comunicación. Un inadecuado espacio de trabajo, el ruido o las distracciones del hogar son obstáculos que dificultan el trabajo y pueden afectar la productividad de tus colaboradores.

¿Cómo afrontar estos retos y sacarle el máximo provecho al home office?
● Planificación y organigrama. Como ya se mencionó, es importante definir las tareas básicas y los roles de cada integrante del equipo, así como responsables y a quién reporta cada quién.

● Comunicación a distancia. Utiliza la tecnología a tu favor para romper la brecha física. Hoy ya existen herramientas digitales que sirven como canales de comunicación y además, te brindan un soporte para compartir archivos y medir el rendimiento de tus colaboradores. Además, también puedes crear una pizarra o tablero virtual con todos los proyectos activos.

● Flexibilidad y comodidad. Brinda a tu equipo todas las herramientas (tangibles e intangibles) para que pueda realizar su trabajo de la mejor manera; horarios flexibles para adaptarse a la rutina del hogar y que también cuenten con unos minutos de descanso, así como un equipo que funcione correctamente.

Plus: Tampoco olvides la cultura y el ambiente laboral, el trabajo remoto puede separar o disminuir el sentimiento de pertenencia de tus colaboradores, por lo que es importante organizar reuniones o actividades en las que se puedan integrar nuevamente.

Kil Vignettes

Compartir