noviembre 10, 2021 Edgar Fdez

Hacer una análisis competitivo para tu marca es importante no solamente en su fundación o con el lanzamiento de un nuevo producto, sino periódicamente. Este ejercicio te ayuda a analizar e identificar las estrategias, fortalezas y debilidades de todas esas empresas que trabajan en el mismo sector del mercado que la tuya y te permitirá mejorar tu propia oferta.

Realizar un análisis de tu competencia te ayuda a reconocer cómo mejorar tu estrategia empresarial, cómo mejorar en aspectos como el servicio a cliente, determina cuáles son tus competidores más relevantes y si compartes el mismo público objetivo con ellos y, por último, determina el nivel de interacción y compromiso que tus competidores tienen con sus clientes.

Puedes realizar el análisis de competencia siguiendo estos sencillos pasos:

1. Identifica a tu competencia directa

Antes que nada debes de saber cuáles son las empresas que trabajan para el mismo sector que la tuya. La forma más fácil de identificarla es buscando a aquellas que ofrecen el mismo servicio o producto que el tuyo.

Posteriormente, utiliza otros criterios como los canales de interacción que utilizan, sus redes de distribución, la zona geográfica en la que se encuentran e incluso los valores que representan. Mientras más puntos en común tengas con cada una de estas características, mayor será el nivel de competencia directa que tendrás con cada marca.

Además, si ya tienes implementada una estrategia SEO, puedes utilizar motores de búsqueda como Google para buscar palabras clave que tú utilizas y ver los resultados que aparecen para identificar otros competidores potenciales.

2. Analiza su contenido

Ya que tengas una lista de competidores directos, puedes empezar a analizar sus canales de comunicación y qué tipo de contenidos publican, qué tono de comunicación utilizan y cómo es su interacción con los clientes.

Aquí es donde puedes empezar a encontrar distintas áreas de oportunidad ya que puedes encontrar comentarios de cliente de la marca y ver cuáles son sus fortalezas y debilidades, para así mejorar en esos aspectos y ofrecerle a esos clientes una solución a sus problemas.

Por otro lado, una vez que realices el análisis de su contenido, empezarás a darte cuenta de cuáles son las empresas que más se asemejan a la tuya y qué tan similares son, especialmente si están dirigidas al mismo público objetivo.

3. Compara su estrategia SEO

Este es uno de los puntos más importantes en el análisis de competencia, y que no muchas empresas realizan. La estrategia SEO de tu competencia puede llegar a ser determinante para identificar su relevancia, ya sea en redes sociales o motores de búsqueda.

Debes identificar cuáles son los temas que trata tu competencia de manera contínua, el grupo de palabras clave que utilizan y, a partir de eso, compararlas con las de tu empresa. Una vez hecho esto, trata de usar palabras clave diferentes ya que mejorarán la visibilidad de tu sitio y te separarán del resto.

Una vez que hayas recolectado la mayor cantidad de información de tu competencia, es momento de identificar cuáles son sus debilidades y en qué aspectos tu marca, servicio o producto es mejor en comparación con el de ellos. A partir de eso, puedes crear una estrategia que resalte estos aspectos y seguramente llamarás la atención de una gran parte del mercado.

Compartir